LO QUE LA POLICÍA ENCONTRÓ CUANDO LOS VECINOS ALERTARON DE LLANTOS Y GRITOS EN CASA DE UNOS ANCIANOS, ES SIMPLEMENTE CONMOVEDOR

PUBLICIDAD

Esto ha sido un gran gesto de parte de estos funcionarios policiales, se ha vuelto noticia estos últimos día y se debe a una alerta que recibieron y al ellos acercarse al sitio lo que hicieron fue conmovedor.

PUBLICIDAD

Se trata de una alerta que recibieron los policías de unos vecinos de una pareja de ancianos, ellos le llamaron diciendo que provenían gritos y llantos de la casa de estos abuelos de 84 y 95 años, quiénes eran esposos desde jóvenes y viven allí solos.

De inmediato los funcionarios policiales se acercaron al lugar y al lograr ingresar a la vivienda se percatan que no existe ningún rastro de peligro o violencia, de tal forma que se pusieron a conversar con los adultos mayores para saber qué estaba pasando.

Ellos aún consternados le comentan que sufren mucho por las noticias que han visto de los atentados terroristas, los abusos que ocurren en los centros de reclusión para adultos mayores, entre otras malas noticias que les generó angustia y comenzaron a llorar y gritar.

Joel y Michele viven en esta casa desde hace unos 30 años, sus hijos viven fuera del país y tienen poco contacto con ellos, ante todo esto y otros detalles del hogar y cosas que conversaron, los policías se dieron cuenta que esa pareja necesitaba más atención ya que siempre se encontraban solos, no recibían visita desde hace mucho tiempo.

Los policías se conmovieron ante esta situación y decidieron buscar ayuda médica para chequear que todo marchara bien con los abuelitos, y así fue salieron muy bien en su evaluación médica. Así mismo se dieron cuenta que estos ancianos necesitaban calor humano, cariño y compañía, por lo que ellos decidieron organizarle una cena de pasta con mantequilla y queso a estaba pareja de años.

Se quedaron acompañándolos y conversando con ellos, hasta chiste le contaron, mientras transcurría la cena. Los abuelitos quedaron muy agradecidos con tan hermoso y valioso gesto.

Fue sólo un rato que a ellos le pareció mucho tiempo y disfrutaron de esa atención que le dedicaron, fue un grandioso acto de bondad. Sin necesidad de dinero, como muchas personas piensan que se resuelve todo, resolvieron parte de esta alerta recibida por los vecinos.

Este hecho se volvió frecuente, este grupo de policías se acercaban a visitar a estos abuelos por lo menos una vez a la semana, ya no habían llantos y gritos si no una espera ansiosa  de la visita por parte de la pareja.

COMPARTE ESTE ARTICULO CON TUS AMIGOS Y FAMILIARES

Close