CHICA MUY BONITA DE 20 AÑOS, VA A UNA FIESTA. CUANDO SU PADRE LA VE DE NUEVO, SU CORAZÓN SE CONGELA

acqui Saburido de 20 años estaba cumpliendo el sueño de viajar a los Estados Unidos para estudiar ahí. Pero lo que no sabía era que se convertiría en su peor pesadilla.

Todo comenzó el 19 de septiembre de 1999. Jacqui salió con unos amigos a una fiesta de cumpleaños. Pasaron las horas y ya estando un poco borracha, les pidió a unos conocidos si la llevaban a casa. Estos aceptaron, pero lamentablemente la pesadilla comenzaría.

En la carretera, terminaron chocando contra un joven llamado Reggie de 18 años que según datos, venia de otra fiesta y estaba totalmente tomado. El alcohol había influido mucho en ese accidente.

Dos personas que iban en el coche de Jacqui murieron, mientras que ella sufrió quemaduras de tercer grado en el 60 por ciento de su cuerpo.

32278c8f23cf19aa1bcbf9349e05373d-800x559-1

2cddbfea1dede28cdad4a6c6986beb30-800x545

Reggie al percatarse de los hechos llamo a una ambulancia, esta llegó y rápidamente sacaron a Jacqui para llevársela al hospital, pues su situación era critica.

A la chica le tuvieron que amputar los dedos de sus manos y se quedó ciega porque el fuego alcanzó sus ojos. Estaba viva, pero había sufrido quemaduras muy graves.

8c571309ad95ec6b134b54f9287e5965-800x486

Semanas después, ella seguía en el hospital afrontando operación tras operación para poder salvarla. Su rostro era apenas reconocible y eso le afectaba mucho.

afaf0d9604bc35c35c0110c4090b7133

 

Reggie, el causante de todo, fue condenado a prisión por ser el responsable de la muerte de dos personas mientras manejaba borracho. Su futuro se disolvió por tomar y manejar, algo que pensó seguramente que no era para nada grave

8384adbc745f019d5ce66d4876fc6df1

1623563_10152187668132629_1363433059_n

Han pasado varios años desde aquello. Jacqui ha pasado por infinidades de operaciones. No es la misma desde aquella vez. Su apariencia es diferente a como antes, y todo eso por un error de una persona. Checa abajo el video donde relata esto.

Un caso más que nos dice como el alcohol y el volante nunca deben de combinarse, pues podría ser destruida la vida de otros y la de uno mismo, por lo tanto mejor tener cuidado con eso.