Hierve las semillas de sandía, y te sorprenderás de lo que sucede después… esto cambiará tu vida. Te aseguro que no las volverás a tirar

No hay nada más delicioso y saciante que comerse un buen pedazo de sandia o patilla como comúnmente se conoce, esta fruta además de ser súper hidratante, ya que contiene una gran cantidad de agua tiene múltiples beneficios a la salud, ¿Quieres conocerlos?, te invitamos a que continúes leyendo esta publicación para que te enteres por ti mismo todas las propiedades que contiene dicho alimento.

La sandia es una fruta que mayormente se consume en verano, originaria de África, su color es un rosado intenso, su cascara es verde oscura con rayas claras y tiene en su interior una semillas marrones en forma de gota que en su mayoría, las personas las desechan y es ahí donde entramos en materia, pues estas semillas son ricas en citrulina, el cual es un compuesto con increíbles propiedades antioxidantes.

Una vez más la naturaleza nos premia con algo espectacular, nada más que con un alimento rico en nutrientes el cual proporciona una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, para la mayor de las suertes, esta fruta posee una baja cantidad de calorías y es por ello que esta es muy usada en dietas, ya que la misma ayuda a controlar los niveles de ansiedad por ser totalmente refrescante.

¡Una fruta refrescante en todo su esplendor!

Como se ha dicho en esta publicación, muchas personas desconocen que las semillas de la sandía pueden brindar demasiados beneficios aún mas que la propia fruta, pues estas gotas marrones son ricas en proteínas y tienen compuestos que ayudan a tratar distintas enfermedades o dolencias.

Otro punto importante es que las semillas de sandía ayudan a dilatar los vasos sanguíneos, las cuales las hacen ideales para tratar: la aterosclerosis, la hipertensión, la angina de pecho, también eliminan las piedras en los riñones, los parásitos intestinales y sirven como laxante natural.

Seguidamente, te diremos una forma de aprovechar al máximo las semillas de este fruto, así que presta muchísima atención a lo que se te dirá a continuación:

Ingredientes:

  • 20 o 30 semillas de sandía.
  • Dos litros de agua.

Preparación y uso:

  • Muele las semillas hasta que se hagan polvo, luego hiérvelas durante 15 minutos en los dos litros de agua, deja que la mezcla se enfríe y cuela.
  • Toma un vaso de esta infusión durante 2 días continuos, luego descansa un día, continúa el tratamiento al día siguiente, siguiendo ese ritmo.
  • Lo más recomendable es que bebas la infusión durante la mañana en ayunas, de este modo aprovecharás mejor las propiedades de la bebida.

Ahora que conoces como prepararla, hazla y verás que poco a poco observarás los resultados, no olvides que ante cualquier duda puedes consultar a un experto, ten en cuenta que cuidar de tu salud es tu responsabilidad, así que ocúpate adecuadamente de ello para así tener una vida sana.

Close