4 cosas que le dices a tus hijos y les están causando traumas

Eres demasiado sensible: Según los psicólogos, muchos niños simplemente nacen con un sistema nervioso bastante agudo. Como resultado, reaccionan rápida e intensamente a casi todo. Los padres de estos niños a menudo cometen el error de juzgar esa sensibilidad. Con el tiempo, esto  reduce su capacidad de empatía con los demás.

Después de todo, si se les enseña que sus emociones no importan, ¿por qué debería importarle a los demás? La psicóloga infantil Elinor Bashe anima a los padres a escuchar y a aceptar las emociones del niño, aunque no parezcan lógicas.

Así es la vida: Cuando tu hijo viene a casa enojado porque una chica lo rechazó, es posible que le digas: “Bueno, eso es vida”. Lo que esa frase sugiere es: “Oye tu experiencia aquí no es nada único, así que no es necesario que lo menciones”. Podría ser apropiado decírselo a un hombre de 25 años de edad en las mismas circunstancias. Pero el cerebro de un niño es físicamente incapaz de comprender el hecho de que sus experiencias no son únicas. Cuando le dices eso, se sentirá culpable y confundido. En su lugar, debes validar su experiencia y luego animarlo a ser fuerte.

Porque yo dije: Resulta que tu hijo se niega a dormirse antes de las 8:00 p.m, a menos que le expliques porqué, y entonces es cuando la madre le dice: “¿Quieres saber por qué? Por que yo dije.” Esa es una respuesta terrible. Tiende a generar resentimiento en los niños porque los obliga a aceptar una creencia dogmática. Esto conducirá inevitablemente a una lucha de poder cuando ese niño aprenda a encontrar respuestas por su cuenta que cuestionen la autoridad de sus padres. En su lugar, por frustrante que pueda ser, ¿por qué no sólo responder a la pregunta?

Cállate: Los niños aprenden desde muy temprana edad que la frase “cállate” es algo bastante insultante. Ten en cuenta que la última persona que debe insultar a un niño es su padre.

Ahora, es probable que tengas una buena razón para decirle a tu hijo que se calle. Esa razón es probable que estás abrumado; puede ser que tu hijo no deje de cantar reggaeton; pero en vez de decirle que se calle,  ¿por qué no enseñarle que al cantar duro por toda la casa y durante mucho tiempo perturba a los demás?

Close