¿Fiebre? ¿Gripe? Acábalas con estos extraños pero efectivos remedios

Cuando tu cuerpo experimenta cambios externos (cambios climáticos) o internos (infecciones virales o bacterianas), lo normal es que responda con fiebre.

Si tu temperatura corporal se pasa de los 37 grados centígrados, entonces significa que tienes fiebre; pero lo normal es que acudas a las pastillas o a otro tipo de medicina moderna; sin embargo, hoy te traemos algunos remedios naturales que te pueden ayudar a reducir la fiebre fácilmente.

1. Té de jengibre. El jengibre picante induce la sudoración y trata la inflamación. Es por eso que Best Health Magazine Canada recomienda beber té hecho con media cucharadita de jengibre rallado en una taza de agua bien caliente.

2. Pimienta de Cayena. Al igual que el jengibre, el potente calor en el ingrediente activo de la cayena; la capsaicina, promueve la circulación sanguínea rápida. Para reducir la fiebre, la revista Best Health Magazine de Canadá recomienda rociar cayena en las comidas.

3. Calcetines húmedos. Puede parecer extraño, pero este remedio popular realmente funciona. Best Health Magazine Canada recomienda empapar los pies en agua caliente.

Tan pronto como saques los pies, colócalos en calcetines empapados de agua fría. Después, ponte encima un par de calcetines secos y verás como funciona, ya que este remedio casero funciona porque atrae la sangre a los pies, aumentando la circulación sanguínea general.

4. Uvas frías. Siendo ricas en vitamina C, las uvas enfriadas en el refrigerador pueden proporcionar un alivio fresco y un impulso al sistema inmunológico, dice la revista Best Health Magazine de Canadá.

5. Caldo de hueso. Todos hemos escuchado que la sopa de pollo es la mejor cura para un resfriado. El caldo de hueso es el mejor tratamiento para una fiebre. Esto se debe a que el cartílago en los huesos apoya la función inmune saludable, por lo que es más fácil para el cuerpo poder luchar contra la infección.

Close