馃惗馃槏Ni帽o supero la depresi贸n tras conocer un perro con la misma enfermedad.馃惗馃槏

Cuando el peque帽o Carter Blanchard ten铆a seis a帽os de edad descubri贸 que algo en 茅l era diferente, algo comenz贸 a cambiar en su cara, comenzaron a aparecer en ella manchas que crec铆an con cada semana que pasaba.
Los m茅dicos le informaron a su familia que se trataba de vitigilio, una enfermedad autoinmune en la que la piel pierde su color natural provocando manchas blancas.
La condici贸n de Carter lo entristec铆a, no estaba feliz con su apariencia y poco a poco fue cayendo en una profunda depresi贸n, su autoestima estaba por los suelos.
Un d铆a, antes de acudir a su nuevo colegio, Carter le dijo a su madre, Stephanie Adcock que odiaba su cara y su apariencia. Al instante ella supo que ten铆a que hacer algo para que su peque帽o hijo fuera feliz nuevamente.聽
Stephanie busc贸 varias alternativas hasta que descubri贸 en Internet la soluci贸n perfecta. Se trataba de Rowdy, un perro labrador negro que sufr铆a de la misma enfermedad que Carter y que hab铆a sido diagnosticado el mismo a帽o. Supo que ten铆a que hacer que se conocieran.
La labor, sin embargo, no parec铆a ser para nada f谩cil. Ellos viv铆an en Arkansas y el perro en Oregon, a m谩s de 2 000 kil贸metros de distancia; Stephanie simplemente lo ten铆a los medios para costear un viaje tan largo. A煤n as铆, ella decidi贸 contactar a la due帽a del perro, y para su sorpresa, esta accedi贸 a que Carter le visitara; si era necesario pedir un pr茅stamos, Stephanie lo har铆a sin duda para lograr que su hijo conociera aquel perro.聽Por fortuna no fue necesario, y gracias a una serie de incre铆bles donaciones, madre e hijo pudieron hacer el viaje para conocer a Rowdy.
Ninguna otra persona pudo hacerlo sentir mejor (a Carter); ten铆a que ser Rowdy, ten铆a que ser un perro“. Dijo Stephanie al portal KATU.com en una entrevista al respecto.
“Cuando entramos no se sent铆a como si lo hici茅ramos por primera vez. Ellos eran familia ya”, dijo ella a ABC News. “Podr铆as decir que Rowdy sab铆a lo que estaba pasando y se sent铆a la energ铆a en la habitaci贸n.”
Por fortuna Carter y Rowdy pudieron conocerse y esto anim贸 al peque帽o mucho m谩s de lo que cualquiera hubiera pensado. Ahora buscan la forma de que la nueva amistad dur茅 mucho m谩s y que puedan estar en contacto continuo.
El amor de una madre por su hijo es tal que es capaz de superar cualquier obst谩culo para verlo feliz. Si crees que esta historia es bonita y digna de ser compartida no olvides apoyarnos con un Me Gusta y compartiendo con tus seres queridos y amigos.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *