Esta potente hierba elimina el dolor de estómago, diarrea, artritis, dolor de garganta y combate el virus de la gripe…

Múltiples estudios demuestran que el aceite esencial de tomillo y timol, su compuesto activo, contienen potentes propiedades antisépticas. De hecho, la mayoría de las toallas antisépticas y enjuagues bucales contienen timol en su estructura química.

Curiosamente, una reciente investigación sugiere que el aceite esencial de tomillo tiene incluso la capacidad para reducir el dolor. Esto no debería ser una sorpresa, ya que muchas medicinas tradicionales han utilizado el tomillo y otros aceites esenciales para aliviar el dolor.

Los estudios encontraron que el aceite de tomillo no, sólo funciona como potente analgésico, también alivia el dolor de una menstruación pesada aún mejor en comparación con el ibuprofeno.

El tomillo tiene un alto contenido en vitaminas y minerales, incluyendo hierro, potasio y calcio, todos los cuales son muy beneficiosos para la formación adecuada de glóbulos rojos, regulación de la presión arterial y la distribución de antioxidantes en el cuerpo. También es abundante en ácido fólico, vitaminas del complejo B, vitamina A y C.

Otros beneficios para la salud del aceite de tomillo

Antiséptico: Es un gran antiséptico que protege las llagas y heridas de las infecciones. Sus beneficios antisépticos se atribuyen a la presencia de el cariofileno y canfeno.

Tónico: Tonifica el corazón, el sistema digestivo, sistema nervioso, sistema circulatorio, los músculos y la piel.

Hipertensos: Este es beneficioso para individuos que sufren de presión arterial baja. Estas personas corren un mayor riesgo de sentirse débiles y caer inconscientes. El tomillo mantiene su presión arterial equilibrada de forma naturalmente.

Antirreumáticos: El aceite esencial de tomillo soluciona la obstrucción de la circulación y acumulación de ácido úrico en la sangre, que causan la artritis, la gota y el reumatismo. Al ser un diurético, facilita la eliminación de materia tóxica. Es un estimulante, aumenta la circulación y resuelve este problema de forma separada.

Los aceites esenciales de tomillo tienen fuertes propiedades antiespasmódicas expectorantes y bronquiales y por lo tanto son excelentes en el tratamiento y prevención de:

• gingivitis

• laringitis

• asma

• infecciones de la garganta

• bronquitis aguda y crónica

• dolor de garganta

• tos

• inflamación de la boca