Cámara de un camión escolar graba algo horrible, mira lo que hizo esta mujer.

Los niños en general, siempre suelen meterse en líos, tal parece que está en su naturaleza y si, efectivamente es así pues a su corta edad la mayoría no tiene noción de lo que está bien o está mal. Tenerlos bajo nuestro cuidado implica una gran responsabilidad ya que en nuestras manos está la vida de un pequeño ser que por sí solo no se puede cuidar ni defender, es por eso que siempre dicen por ahí que incluso en la espalda, debemos tener ojos cuando está bajo nuestro cargo un menor de edad.

Es claro que nadie es un experto en cuidar niños pero si se siguen protocolos, se asume la responsabilidad y se toman precauciones, podemos lograr tener bajo control cualquier situación y salir bien librados de alguna emergencia.

Por ello, los ¨simulacros¨ resulta el remedio más eficaz para evitar accidentes, sobre todo si estos son en medio de un desastre natural. Pero para salvar un mayor número de personas es necesaria la previa organización, la disposición y el trabajo colaborativo, cuando las medidas y los roles se respetan, los resultados siempre suelen ser positivos a diferencia de cuando se improvisa pues esto da pie al terror y a las equivocaciones.

En el vídeo que te mostraremos a continuación, verás la gran diferencia entre tomar las medidas necesarias y estar preparado a, no estarlo y sus consecuencias. Recuerda que de la rapidez y agilidad con la que actúes dependerá el número de vidas a salvo. El terror que el pequeño del vídeo muestra, me ha causado gran terror, ¡tienes que verlo!

Actualmente son más las empresas que siguen protocolos y toman muy enserio las medidas de seguridad, incluso, en ellas se realizan simulacros ante posibles desastres naturales, así el personal sabe cuál es la manera adecuada de actuar ante estos y se descarta la posibilidad de perder tiempo y vidas si llegaran a suceder. Aun cuando todas las empresas deberían hacer lo mismo, lamentablemente no es así, puesto que los costos de contratación se elevan, así que, en resumen, en ningún lugar podemos estar seguros en su totalidad.

El vídeo mencionado ha sido captado por una cámara de seguridad instalada por ley en uno de los autobuses escolares en Estados Unidos. Los hechos ocurrieron cuando los niños volvían a su casa luego de sus clases; los niños parecen tener una edad promedio entre 6 y 8 años de edad, se encuentran sentados al frente justo detrás de la conductora. Uno de los pequeños comienza a quejarse y a hacer malabares un tanto extraños que logran llamar la atención de la conducta, misma que le pregunta que sí que sucede pero este no logra responder y se lleva las manos a la garganta, inmediatamente la conductora capta que está teniendo problemas para respirar, así que sin pensarla mucho detiene el autobús, se siente nerviosa pero no titubea y decide actuar aplicando la maniobra de Heimlich (método que sirve para ayudar a una persona con atragantamiento), toma al pequeño por la espalda, lo rodea con sus brazos, las manos entrelazadas las ubica debajo del esternón y aplica presión súbita cuantas veces sea necesario hasta lograr que el objeto que se ha atorado, salga de la garganta.

El vídeo logra causar angustia en el espectador pero también nos hace ver que tomar medidas y estar preparados ante cualquier situación que pudiera suscitar, siempre será la mejor opción. Gracias a esta mujer que no perdió el tiempo y supo cómo reaccionar, es que el pequeño continúa con vida, checa el vídeo:

 

anto para el niño como para los padres y todos los que hemos visto el vídeo, esta mujer es una heroína sin capa pero con toda la valentía de salvar vidas. Cuando el pequeño recuperó el aliento, contó que por ir jugando con una moneda, esta cayó en su boca y fue así como se le atoró y comenzó a ahogarse.

Después de salvarle la vida al pequeño, con cariño y amabilidad limpia su rostro y le da un beso, le hace prometer que no se llevará más nada a la boca que no sean sus respectivos alimentos pues no desea que vuelva a ocurrir lo mismo.

Esta mujer merece todo nuestro reconocimiento, ¡felicidades por haber actuado de manera tan oportuna e inteligente! Lo mejor de todo es como trata al pequeño luego de lo ocurrido. COMPARTE este momento con tus amigos, es importante tomar las medidas necesarias para saber actuar en cualquier momento, ¿no crees?